En Este Lugar No Hay Trenes PDF

Cuida los árboles y descarga el libro de En Este Lugar No Hay Trenes en formato electrónico. En iguanabus.es encontrará el libro de En Este Lugar No Hay Trenes en formato PDF, así como otros buenos libros. ¡Lee En Este Lugar No Hay Trenes en tu teléfono, tableta o navegador!
Iguanabus.es En Este Lugar No Hay Trenes Image
En este lugar no hay trenes” es un viaje alucinante por el laberinto de América del Sur. Nuestro destino extraviarnos en sus encrucijadas, de las cuales no se puede salir, no por la falta de puertas ni por la disposición caprichosa de sus ventanas, sino porque “En este lugar no hay trenes” nos lleva haciendo analogía de viajes, en búsqueda de lugares y ciudades. Viajes que se intensifican al combinar personajes auténticos con el surrealismo para explicar mejor su mundo, ese que está perfectamente delimitado entre las interpretaciones que nacen de él, y el imaginario más poderoso que la lógica, por lo que es más fácil sentir primero, y luego pensar. La estación solitaria en medio de un pueblo perdido, recuerda la calidez del refugio en el que nadie puede hacernos daño. Si bien el conjunto de los 19 relatos que componen este libro están unidos por las travesías del tren, los inquietantes personajes que son el hilo conductor delas historias contadas son independientes unos de las otras."
ISBN 9788417072902
TAMAÑO DEL ARCHIVO 2,16 MB
FECHA none
AUTOR(A) Miguel Alfredo Oviedo Risueño
Amazon.fr - En este lugar no hay trenes - Miguel A. Oviedo ...
EN ESTE LUGAR NO HAY TRENES "En este lugar no hay trenes" es un viaje alucinante por el laberinto de América del Sur. Nuestro destino extraviarnos en sus encrucijadas, de las cuales no se puede salir, no por la falta de puertas ni por la disposición caprichosa de sus ventanas, sino porque "En este lugar no hay trenes" nos lleva haciendo analogía de viajes, en búsqueda de lugares y ...
En este lugar no hay trenes descargar epub
"En este lugar no hay trenes" es un viaje alucinante por el laberinto de América del Sur. Nuestro destino extraviarnos en sus encrucijadas, de las cuales no se puede salir, no por la falta de puertas ni por la disposición caprichosa de sus ventanas, sino porque "En este lugar no hay trenes" nos lleva haciendo analogía de viajes, en búsqueda de lugares y ciudades.
LIBROS RELACIONADOS